9 abr. 2020

LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN

ÁREA DE SEGURIDAD E HIGIENE, SEDE PUERTO MADRYN
PROTOCOLO DE LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN


Definición de limpieza
Se entiende por limpieza a la remoción de materiales, manchas y materia ajena al objeto que se
está limpiando, devolviéndole en lo posible su aspecto original. Se efectúa primero por vía seca,
mediante barrido con escobas o escobillones, pero mejor aún usando máquinas aspiradoras con
el fin de extraer la tierra, polvo y material sólido. Luego le sigue la vía húmeda, mediante
fregado con soluciones jabonosas o detersivas en medio acuoso, para expulsar la suciedad y la
mayoría de la flora microbiana. Pero la destrucción real de los microorganismos se consigue con
la aplicación de soluciones desinfectantes posterior a la limpieza. La secuencia lógica de las
tareas es siempre: limpieza, desinfección, secado y acabado.

Limpieza de pisos de cerámico-mosaico
La limpieza por la vía húmeda, para pisos de cerámico-mosaico, se realiza mediante el uso de
soluciones jabonosas o de detergentes comunes o especialmente formulados. En esta operación
La limpieza deberá realizarse en todos los casos utilizando medios húmedos para prevenir la
dispersión del polvo que puede contener microorganismos (no usar escobas, escobillones, plumeros). La suciedad de los pisos de cerámico-mosaico, como de las superficies azulejadas,
pueden aflojarse con detergentes alcalinos no iónicos formulados con mezclas de solventes
hidrófilos, que remueven suciedad rebelde y antigua. Estos detergentes removedores se venden
en el comercio y pueden ser usados en los dispensers de las máquinas de limpieza con paños
rotativos. Pero también pueden ser empleados en operaciones manuales. Deben seguirse las
instrucciones de uso que aconseja cada fabricante; generalmente se recomiendan diluciones en
agua en la proporción 1:20 (al 5 %) hasta diluciones más concentradas (por ejemplo 1:5 ó sea al
20 %).
Finalizada la limpieza, debe efectuarse el enjuague con agua directa o mediante trapeado.

Limpieza de pisos de madera
La limpieza de pisos de madera puede iniciarse mediante aspiradoras. Si se hace por barrido,
tratar de no levantar polvo. Si los pisos están encerados o laqueados, puede efectuarse un
trapeado ligeramente húmedo con una solución de agua lavandina diluida al 5 %.
Para una limpieza profunda recurrir a la remoción de la cera o laca mediante pulido.
Limpieza de superficies como ser mesadas, escritorios, bancos, sillas, etc.
La limpieza de estas superficies puede realizarse primero a través de la vía seca mediante el uso
de cepillos o pinceles y levantando el polvo en forma mecánica. No conviene nunca el uso de
plumeros, porque ponen el polvo en suspensión, el cual vuelve con las horas nuevamente a
depositarse, con lo cual resulta una tarea inútil. Por ello, lo ideal es la aspiración. Para la
remoción de manchas solubles en agua o sustancias grasosas, pueden emplearse soluciones
detergentes comunes.
Puede emplearse la limpieza con alcohol etílico o mezclas de alcoholes con agua o mezclas de
alcoholes-agua-detergentes no-iónicos. En el mercado existe una amplia gama de estos
productos industriales.

Limpieza de baños
La limpieza de baños, especialmente de los artefactos como inodoros, mingitorios y lavatorios,
que incluye sus pisos y paredes azulejadas, debe efectuarse en un medio acuoso mediante
fregado y expulsión de la suciedad, con soluciones de detergentes o jabones tal como se explicó
para pisos y paredes de mosaicos. Luego de la etapa de limpieza, le sigue en forma rigurosa la etapa de desinfección, según se
indica más abajo, mediante la acción de agua lavandina diluida, sola, sin agregados, dejando
actuar 10 minutos como mínimo. Las concentraciones de agua lavandina para baños puede
llegar a ser entre un 5 % y un 10 % según sea el grado de contaminación.
Detergente común (como agente de limpieza)
El detergente común biodegradable, se vende líquido en concentraciones que van desde el 30%
hasta el 10 % de materia activa por litro. Debe cumplir con las normas del ANMAT, lo cual se
verifica porque los envases traen los Números de Registro de Empresa Elaboradora (RNE) y el
Número de Registro de Producto para Uso Domisanitario (RNPUD), además de las
recomendaciones de uso y precauciones. Según las concentraciones de partida, se hacen
diluciones en agua finales de un 0,5 a un 1 % de materia activa por litro (Ejemplo: si el
detergente fuera del 10 % de materia activa, disolver 50 cm3 en 10 litros de agua que es
aproximadamente el volumen de un balde).

Definición de desinfección
Luego de la limpieza, le sigue la desinfección. Se entiende por desinfección a la aplicación de
sustancias químicas microbicidas, diluidas en agua o en mezclas de agua y otros solventes, sobre
las superficies previamente limpiadas, a efectos de eliminar en un grado satisfactorio los
microorganismos presentes. La desinfección se realiza sobre los objetos inanimados, cosas o
superficies, no sobre los seres vivos. La desinfección actúa contra bacterias, hongos, parásitos y
virus.

Toda superficie contaminada por agentes biológicos debe desinfectarse inmediatamente. La desinfección debe hacerse sobre todo tipo de superficies: escritorios, mesadas, paredes,
ventanas, puertas, pisos, artefactos, sillas, cocinas, baños, etc. Si hubiera cortinas, se deben
retirar para su lavado.
Agua lavandina (hipoclorito de sodio como desinfectante)
Uno de los mejores desinfectantes es el agua lavandina, que se comercializa con una
concentración de 55 gramos de Cloro activo/Litro. Debe cumplir con la Disposición del
ANMAT para lavandina, lo cual se verifica porque los envases traen los Números de Registro de

Empresa Elaboradora (RNE) y el Número de Registro de Producto para Uso Domisanitario
(RNPUD), además de las recomendaciones de uso y precauciones.
Para la desinfección de pisos, baños, etc. posterior a la limpieza, deberá utilizarse una solución
de agua lavandina (Hipoclorito de Sodio) al 5% en agua, recién preparada. Esta lavandina se
logra disolviendo ½ litro de lavandina concentrada en 10 litros de agua. Trapear las superficies
con esta lavandina al 5 % (1:20) y dejar actuar como mínimo 10 minutos para que ejerza su
poder desinfectante. Posteriormente enjuagar con agua limpia y secar.
Sales de amonio cuaternario (desinfectantes)
Se trata de productos químicos microbicidas para uso doméstico, con propiedades detersivas
adicionales que se expenden en el comercio para ser diluidos en agua, en concentraciones que
cada fabricante aconseja, que sirven para desinfectar diferentes objetos y superficies
posteriormente a una limpieza previa. Suelen usarse en aparatos de baños, mesadas, escritorios,
anaqueles, pisos de madera, mosaico o goma. Ejemplo de ellos son el cloruro de benzalconio,
que bajo diferentes marcas se expende en concentración del 10 %.
También pueden usarse diluciones de Lysoform líquido en sachets, cuya composición es una
mezcla de sales de amonio cuaternarias (composición distinta al del aerosol). Las diluciones
pueden leerse en las mismas instrucciones de uso del sachet y pueden aplicarse con atomizadores
o rociadores de plástico sobre las superficies o mediante un paño.

Desinfección del aire ambiental
Para esta operación se aconseja pulverizar el ambiente con aerosol bactericida Lysoform que se
compra en el comercio (2-fenil fenol al 0,1 %), producto RNPUD 02550087 aprobado ANMAT.
Desinfección de teclados de computadoras, teléfonos y picaportes:
Estos objetos íntimamente compartidos por diferentes personas, suelen transmitir
microorganismos. Como no pueden mojarse, se los puede limpiar y desinfectar periódicamente,
mediante un paño embebido en Lysorform líquido (con sales de amonio cuaternario) o con
Lysoform en aerosol (2-fenil fenol 0,1%).

Técnica del doble Balde
Se llenará un balde con agua tibia y detergente y otro con agua limpia. En principio se limpiaran
con la solución de detergente, paredes, aberturas y todos aquellos elementos que sea necesario
limpiar. Se enjuagará luego con el agua limpia y se secará. Finalmente se realizará la
desinfección. Los pisos se limpiarán aplicando la misma técnica anteriormente descripta.
Importante: se deberá ir cambiando el agua a medida que la misma este sucia.
Recomendaciones
No se debe mezclar detergente con lavandina
La solución de detergente y el agua deben ser renovadas entre un ambiente y otro, tantas veces
como sea necesario.

Personal de limpieza
El personal no sólo debe estar bien capacitado, sino estar entrenado en las tareas que realiza.
Los trabajos serán realizados con personal provisto de indumentaria conformado por pantalón y
chaqueta en tela de Grafa, puede ser también mameluco tipo descartable, provisto de botas
preferentemente o calzado de seguridad, guantes, barbijos y eventualmente anteojos de seguridad
o antiparras. El personal deberá capacitarse para conocer las operaciones que realiza, la acción
de las sustancias de limpieza, las diluciones que hay que hacer y los cuidados que hay que tener.
Productos de limpieza
Los productos de limpieza y desinfección, los de acabado de superficie, odorizantes, etc.,
deberán ser de marcas de empresas reconocidas que cumplan con las Disposiciones del
ANMAT. Se requiere que los productos no sean riesgosos para la salud o los materiales y sean
manipulados según las normas de higiene y seguridad.
Todos los productos y elementos utilizados deben ser compatibles entre si y con las superficies a
limpiar; ser eficientes y efectivos según la naturaleza de la suciedad a eliminar, no debiendo
provocar corrosión o deterioro en las superficies a las concentraciones habituales de uso,
temperatura de aplicación y tiempo de contacto.
Los materiales de limpieza empleados deben guardarse luego de su utilización, limpios y en
buenas condiciones de uso.
Materiales a utilizar:
Lavandina, detergente, Lysoform en aerosol (2-fenil fenol 0,1%), trapo de piso, rejillas,
secadores, baldes, paño franela, escobillón, etc.
Una vez finalizada la desinfección, airear el lugar, no utilizándose como mínimo, 24, horas.
ANMAT: Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica

Jose Emilio Gonzalez
Auxiliar
de Seguridad e Higiene
en el trabajo 10/10/2018


30 mar. 2020

CORONAVIRUS

“Este virus es altamente transmisible e infeccioso”

Elena Barbieri es investigadora asistente del Centro Para el Estudio de Sistemas Marinos, es especialista en la determinación de patógenos virales en diferentes organismos marinos.
30/03/2020 02:00

Desde el CCT CONICET-CENPAT comenzaron a realizar una serie de entrevistas a diferentes especialistas para, desde la comunicación de la ciencia, aportar información de calidad en el marco de la pandemia del COVID-19.

La cuarentena, el #quedateencasa suscita a la reflexión y es ahí donde las ideas que la ciencia tiene puede significar un aporte más. Los diálogos por internet entre investigadores de todo el mundo, el accionar de las personas que trabajan en salud, el no dar abasto y el seguir a pesar de todo. El comunicar de forma responsable para que los conceptos e ideas que buscan aportar claridad en tiempos donde las fake news se propagan como un virus más, lleguen a destino.

Elena Barbieri es investigadora asistente del Centro Para el Estudio de Sistemas Marinos (CESIMAR-CONICET), es especialista en la determinación de patógenos virales en diferentes organismos marinos. Explica a lo largo de la entrevista, desde que es un virus, al comportamiento del coronavirus, hasta con que reemplazar el alcohol en gel de manera efectiva, con elementos que tenemos en nuestros hogares.

¿Qué es un virus?

Un virus es un agente infeccioso, muy chiquitito, microscópico que solo puede multiplicarse dentro de las células de cualquier organismo. Los virus más pequeños y simples, únicamente están constituidos por ácido nucleico y proteínas. El ácido nucleico es el genoma viral. Ahí está toda la información del virus. Está ubicado al interior de la partícula y puede ser de ADN o de ARN. Los virus pueden infectar cualquier tipo de organismos: desde bacterias hasta plantas y animales.

Particularidades

Los coronavirus son principalmente virus respiratorios. Por esta razón comienzan infectando la garganta pero pueden ingresar al organismo a través de los ojos la boca o la nariz. Cuando ingresan se sujetan al fondo de la mucosa del fondo de la nariz y la garganta a través de las proteínas en forma de corona que sobresalen de la superficie del virus. Una vez dentro de nuestro organismo al igual que otros virus, comienzan a darle la orden a la célula de producir más virus y esta es la forma que tienen de multiplicarse, ya que al ser un organismo infeccioso, microscópico, a-celular, solo puede multiplicarse dentro de las células de otros organismos. Cada virus puede crear entre 10 mil y 100 mil réplicas y una vez que estas copias están listas, salen destruyendo la célula donde se originaron y comienzan a infectar otras células aledañas. Todo esto ocurre y nuestro cuerpo al darse cuenta que el virus se reproduce, genera una respuesta inflamatoria para tratar de combatirlo. Ahí es donde empezamos a sentir dolor de cuerpo, de garganta, nariz tapada. Ese es el reflejo que nuestro organismo tiene como defensa.

Diferente a otros virus

Sí. Este virus es altamente transmitible e infeccioso. Este nuevo coronavirus se transmite incluso en personas que no tienen síntomas. Al principio la Organización Mundial de la Salud, había establecido una tasa de contagio de entre dos y tres personas. Luego con la evidencia recolectada desde la migración del virus a otros países, se ha establecido que una persona puede infectar a 16. De todas maneras, esto es un aprendizaje de día a día. Incluso para controlar la epidemia, la tasa de contagio tiene que disminuir por debajo de 1 y no hay estudios suficientes para decir cómo puede lograrse. Por eso lo más efectivo es el aislamiento. Hay que quedarse en la casa para que no haya transmisión entre personas.

Es un virus con genoma de ARN que ingresa a las células de la mucosa, en un caso ideal, se reproduce, cursa la enfermedad y luego desaparece. A diferencia de los virus de ADN, como por ejemplo los herpes virus que permanecen en latencia dentro del organismo. Si las personas se aíslan y el virus cursa la enfermedad de manera ideal podemos disminuir los contagios y no tener tanto impacto. Es importante mencionar que el virus que comenzó en China, tiene algunas diferencias con el virus que se está disipando en Italia y en Europa y con el que está llegando a América. Esas pequeñas diferencias todavía no las conocemos.

Ante la falta de alcohol en gel en góndolas y farmacias y la necesidad de quedarse dentro de los hogares, ¿algunos productos que tenemos en nuestras casas sirven para descontaminar nuestro cuerpo?

Este es un virus medianamente grande mide un poquito más de 200 nanómetros. Su estructura lo hace una partícula pesada. Al estornudar, el virus no puede desplazarse muy lejos. A lo sumo un metro, un metro y medio. Por eso es importante mantener distancia entre las personas. Lo malo es que la estructura del virus le permite permanecer más tiempo sobre ciertas superficies. Si nosotros necesitamos salir de casa y vamos tocando todo. Al regresar hay que lavarse las manos muchas veces y con jabón. Es preferible el jabón, el detergente al alcohol en gel. Un frasquito con una solución de detergente, jabón, con agua, es muy efectivo porque la estructura del virus se desorganiza con el jabón. Lo deja inactivo. Es muy importante lavarse las manos con jabón y agua, mucha agua.

27 ago. 2018


Excelentes novedades de docentes locales... y de uso libre y gratuito 


1 abr. 2010

Mira el simulacro que realizo la Sede

El responsable de este simulacro fue José González, el trabaja en seguridad en la sede y esta es una practica del plan de contingencia que redactamos en conjunto.

17 mar. 2010

CROQUIS


Dale click para agrandar